La nutrición es fundamental para una vida saludable.

La nutrición es fundamental para una vida saludable. Seis clases de nutrientes son necesarios para realizar las funciones del cuerpo y mantener el balance interno.

1. Agua: Interviene en todos los procesos del organismo y en el transporte de nutrientes, la regulación de la temperatura corporal, la digestión, la circulación y la excreción de desechos. Aproximadamente, el cuerpo se compone de 60 % de agua. Recuerda consumir diariamente de dos a tres litros.

2. Carbohidratos: Son el combustible para las células, el cerebro y la sangre. Elige alimentos de grano entero, ricos en fibra. La fibra previene el estreñimiento, baja los niveles de colesterol en sangre y disminuye el riesgo de enfermedades cardiovasculares.

3. Proteínas: Son necesarias para la estructura, regulación, y función de los tejidos. Las enzimas, las hormonas y los anticuerpos son proteínas y se fabrican a partir de aminoácidos. Asegúrate de llevar una alimentación en donde todos los aminoácidos estén presentes.

4. Grasas: Son necesarias para el desarrollo del cerebro y el crecimiento, y son una fuente de almacenamiento de energía. Evita alimentos altos en grasas saturadas y trans. Opta por grasas monoinsaturadas y poliinsaturadas, que puedes encontrar en el salmón, algunas semillas y nueces.

5. Vitaminas: Intervienen regulando el metabolismo y colaborando con enzimas para que todas las actividades internas se lleven a cabo. Son necesarias para el desarrollo del organismo en todas sus etapas y por su función antioxidante protegen nuestras células.

6. Minerales: Son esenciales para el transporte de oxígeno en la sangre, la formación de los huesos, la función nerviosa, el balance de los fluidos y la regulación del tono muscular.